Sería como un pequeño lugar de egocentrismo en el edificio "Yo" de la calle "Siempre".Un sitio donde jugar a quererme sea una ley y esté obligada a no llorar. Donde mis sueños se hagan realidad solo con cerrar los ojos. Un santuario. Un lugar pequeño y seguro en un mundo de egoísmo. Como un oásis en un cálido desierto; como un beso entre mis lágrimas. Un reducto de paz donde podría parar a pensar en como ser mas felíz. Donde el dolor no existiera. Donde las lágrimas se negaran a salir por miedo a molestar. Un pequeño rincón de amor propio.

31.10.10

Ella nunca hablaba de amor, nadie sabía si se enamoro, si había alguien en su corazón porque lo ocultó. Todos querían saber lo que escondían sus ojos de ayer, esa mirada triste de llorar niña enamorada. ¿Qué clase de amor era que oculta con gran pena? Hasta que una noche lo confesó: me enamoré de alguien que no esta aquí, me enamoré y no lo puedo fingir y las lágrimas que dejo en silencio, son del quererlo y no tenerlo porque no puedo.



Visitantes recientes