Sería como un pequeño lugar de egocentrismo en el edificio "Yo" de la calle "Siempre".Un sitio donde jugar a quererme sea una ley y esté obligada a no llorar. Donde mis sueños se hagan realidad solo con cerrar los ojos. Un santuario. Un lugar pequeño y seguro en un mundo de egoísmo. Como un oásis en un cálido desierto; como un beso entre mis lágrimas. Un reducto de paz donde podría parar a pensar en como ser mas felíz. Donde el dolor no existiera. Donde las lágrimas se negaran a salir por miedo a molestar. Un pequeño rincón de amor propio.

27.10.10

Las cosas que nunca aprendí, me las ha ido enseñando el tiempo, la sabiduría que llevo a cuestas no es mucha, pero la protejo intensamente, no intento ser mejor ni peor que nadie, solo intento ser yo, liberarme de momentos que me atan a estar envuelta en un sin fin de tempestades que nublan el camino de mi alma. Me gusta soñar, con universos paralelos, creo en la magia de las personas y en la magia de criaturas que se esconden debajo de un diván, mantengo un poco de esperanza con el presentimiento, que algo bueno vendrá, por que no todo en la vida puede ser tan malo, siempre hay algo más allá, siempre lo hay y eso es lo que intento descubrir. Las palabras son mi refugio, algunas de ellas, son vivencias personales otras no lo son tanto, pero en el fondo.
★ Si me buscas en los detalles puede que veas mi esencia, siempre se encuentra si se sabe donde mirar.

Visitantes recientes