Sería como un pequeño lugar de egocentrismo en el edificio "Yo" de la calle "Siempre".Un sitio donde jugar a quererme sea una ley y esté obligada a no llorar. Donde mis sueños se hagan realidad solo con cerrar los ojos. Un santuario. Un lugar pequeño y seguro en un mundo de egoísmo. Como un oásis en un cálido desierto; como un beso entre mis lágrimas. Un reducto de paz donde podría parar a pensar en como ser mas felíz. Donde el dolor no existiera. Donde las lágrimas se negaran a salir por miedo a molestar. Un pequeño rincón de amor propio.

9.10.10

Me ponía a recordarlo tiempo atrás, sentada en mi cama como si no importara nada más, es más no importaba, el resto del mundo me daba igual, me concentraba solo y exclusivamente en él, como si a él eso le pudiera importar lo más mínimo... Ahora es diferente desde que él no está, recordaba cuantas veces le dije te quiero sin pensarlo quizás y es que la verdad lo sentía así, de vez en cuando inconscientemente el cerebro te juega malas pasadas, las situaciones en las que estes de un modo u otro también influyen y en ese caso en particular, con él delante de mi con su pelo enredado en mis dedos, casi jugando a no perder la locura,era imposible no soltar algún que otro sentimiento en palabra ¡ Resultaba tan fácil sonreirle ! me gustaba tanto como me trataba,ver sus dientes tan perfectos rozando mis labios , tenía una boca tan especial y supongo que seguirá teniendola solo que ya no me pertenece y a decir verdad nunca me ha pertenecido, pero lo sentía así, siempre he tenido la sensación de que era para mí, que estabamos echo el uno para el otro, aunque ahora sea tarde para decirlo. Pero es ahora cuando está metido en mi cabeza, cuando los recuerdos me comen por dentro, recordándome que ahora todo es él, que ha estado ahi, a mi lado, dejando cada huella de sus dedos en mi piel, en cada abrazo, en cada mirada de complicidad, en tomadas de mano instántaneas, si es cierto, estuvo aqui y el vacío que ha dejado es enorme y no sé como poder llenarlo, no hay dos como él y tendría que haberme dado cuenta antes. Y se que es tarde, y que ahora simplemente no sirve de nada recordar todo aquello. Pero por momentos lo extraño de una manera inexplicable, igual... Creo que es tiempo de dar un paso al costado y dejar de lado al pasado, cuesta pero asi tiene que ser. Estas palabras, no son una muestra de tristeza, al contrario, fui tan feliz con él... Me hace muy bien y muy mal a la vez recordarlo. Pero esa tristeza se está yendo con el paso del tiempo, supongo. Dentro mío siento un vacio inmenso que no se llena con nada, pero estoy bien así.

Visitantes recientes