Sería como un pequeño lugar de egocentrismo en el edificio "Yo" de la calle "Siempre".Un sitio donde jugar a quererme sea una ley y esté obligada a no llorar. Donde mis sueños se hagan realidad solo con cerrar los ojos. Un santuario. Un lugar pequeño y seguro en un mundo de egoísmo. Como un oásis en un cálido desierto; como un beso entre mis lágrimas. Un reducto de paz donde podría parar a pensar en como ser mas felíz. Donde el dolor no existiera. Donde las lágrimas se negaran a salir por miedo a molestar. Un pequeño rincón de amor propio.

24.10.10


Todo está bien, en su lugar, como debe ser. No hay problemas demasiado graves, sólo los de siempre, no hay peleas tan fuertes que me puedan derrumbar, ni enojos tan irreversibles como los que trato de "imitar" pero no me salen. La familia va relativamente bien, las amigas van bien. Bueno, de los chicos ni hablar, porque eso no va bien, NUNCA estuvo bien, así que mucho no me preocupo. Pero en relación a todo lo demás, estoy bien y me siento bien, no estoy deprimida, ni lloro si saber porqué. Tengo mis arranques, pero cuando nadie me da bola, se me termina pasando. No puedo estar toda una vida deprimida, desilusionada, triste, o lo que sea. Faltan 16 días para mi fiesta de egresados, menos de 3 meses para que termine el cole, Forge, y todo lo demás. Quiero una nueva vida, cambiar de aire. Porque este mundo ya me aburre. SIEMPRE lo mismo, y me consume profundamente. Así que estoy esperando con ansías el 2011.. Aunque este año es bastante bueno para mí (Por ahora). 

Visitantes recientes