Sería como un pequeño lugar de egocentrismo en el edificio "Yo" de la calle "Siempre".Un sitio donde jugar a quererme sea una ley y esté obligada a no llorar. Donde mis sueños se hagan realidad solo con cerrar los ojos. Un santuario. Un lugar pequeño y seguro en un mundo de egoísmo. Como un oásis en un cálido desierto; como un beso entre mis lágrimas. Un reducto de paz donde podría parar a pensar en como ser mas felíz. Donde el dolor no existiera. Donde las lágrimas se negaran a salir por miedo a molestar. Un pequeño rincón de amor propio.

31.12.10

Balance sobre el 2010

Fue un año excelente para mí, uno de los mejores que tuve. Por suerte pude tener a la gente que quise y viví uno de los mejores momentos de la adolescencia: Terminar la secundaria. Conocer tanta gente este año me hizo crecer como persona, crecí y aprendí muchísimo. Ya no me creo esa típica minita que si no se hace lo que yo pido, la cosa no va más. No, ahora sé, que hay otros puntos de vistas que por ahí te llevan a un camino mucho mejor al que yo quería seguir. La verdad es que me siento más que feliz con este 2010, no me arrepiento de nada y presiento que este 2011 va a ser MUCHO mejor. Si bien tuvo sus alti-bajos, reconozco que aveces es mejor atravesar por cosas bastantes duras y jebis como para caer que hay cosas que hay que disfrutar al máximo, y no hay que hacerse tanta mala sangre por boludeces.
Gracias a todos los que siempre estuvieron y a los que conocí ya a lo último. Del 1 al 10, este año para mi fue un 9.50 :) No tengo palabras para esto.

Ahora sí, me fui a terminar de festejar este hermoso último día. ♥ Ádios, y GRACIAS nuevamente a vos, querido lector, porque sin vos.. Mi blog no tendría tanta cosita de esa que me gusta a mí. :)

Visitantes recientes