Sería como un pequeño lugar de egocentrismo en el edificio "Yo" de la calle "Siempre".Un sitio donde jugar a quererme sea una ley y esté obligada a no llorar. Donde mis sueños se hagan realidad solo con cerrar los ojos. Un santuario. Un lugar pequeño y seguro en un mundo de egoísmo. Como un oásis en un cálido desierto; como un beso entre mis lágrimas. Un reducto de paz donde podría parar a pensar en como ser mas felíz. Donde el dolor no existiera. Donde las lágrimas se negaran a salir por miedo a molestar. Un pequeño rincón de amor propio.

3.12.10

No tengo palabras para explicar lo bien que la pase hoy en el colegio, y en el último día de secundaria. Me siento media vieja diciendo esto o ver que nos despiden a todos como si tuviéramos 80 mil años. ODIO las despedidas y odio saber que por más que no me lleve bien con todo el curso que tuve este año o que tuve que pelear por lo que quería, por lo que sentía, me tuve que romper el culo para llegar hoy y decir feeeeeliz:
"TERMINE TERCERO LA CONCHA DE SU MADRE !!"
No me arrepiento de nada, y cada cosa que viví trataré de recordarla siempre porque fue magnifico T O D O desde principio a fin, con un altibajos o lo fuera. 

Me encanto conocer a tantas personas que estaban en la misma situación que yo, y que sean personas sssssssssuper agradables, super divertidas. Se hicieron querer fácil los muy yebuos/as.
No me quedan más palabras.. Todo se resume en un simple GRACIAS :D

Visitantes recientes