Sería como un pequeño lugar de egocentrismo en el edificio "Yo" de la calle "Siempre".Un sitio donde jugar a quererme sea una ley y esté obligada a no llorar. Donde mis sueños se hagan realidad solo con cerrar los ojos. Un santuario. Un lugar pequeño y seguro en un mundo de egoísmo. Como un oásis en un cálido desierto; como un beso entre mis lágrimas. Un reducto de paz donde podría parar a pensar en como ser mas felíz. Donde el dolor no existiera. Donde las lágrimas se negaran a salir por miedo a molestar. Un pequeño rincón de amor propio.

14.1.11

Desde hoy he prohibido a mis ojos el mirarte de nuevo a la cara. Tienes algo que acaba conmigo, que a mi mente de mi alma separa.
Tengo que renunciar a quererte antes que ya no tenga remedio. Y basta ya de tu inconsciencia, de esta forma tan absurda de ver a diario como echas a la basura mi corazón lo que te doy, con tanta fe de ver en ti felicidad.
Me llevaré la dignidad de no caer más en tu juego, haré de todo mi interior nuevos senderos y lloraré hasta lograr que algún día ya no te pueda recordar.



Visitantes recientes