Sería como un pequeño lugar de egocentrismo en el edificio "Yo" de la calle "Siempre".Un sitio donde jugar a quererme sea una ley y esté obligada a no llorar. Donde mis sueños se hagan realidad solo con cerrar los ojos. Un santuario. Un lugar pequeño y seguro en un mundo de egoísmo. Como un oásis en un cálido desierto; como un beso entre mis lágrimas. Un reducto de paz donde podría parar a pensar en como ser mas felíz. Donde el dolor no existiera. Donde las lágrimas se negaran a salir por miedo a molestar. Un pequeño rincón de amor propio.

15.4.11

Dios, esta semana fue fatal, como bien se dice: UN CAOS. Es más, le dedique tan poco tiempo a mi blog y a la Pc en su totalidad.
Hoy operan a mi mami, así que deseo que salga todo bien y que vuelva a casa (CUANTO ANTES) y todo sea como antes. Solo quiero verla bien, como siempre.

Visitantes recientes