Sería como un pequeño lugar de egocentrismo en el edificio "Yo" de la calle "Siempre".Un sitio donde jugar a quererme sea una ley y esté obligada a no llorar. Donde mis sueños se hagan realidad solo con cerrar los ojos. Un santuario. Un lugar pequeño y seguro en un mundo de egoísmo. Como un oásis en un cálido desierto; como un beso entre mis lágrimas. Un reducto de paz donde podría parar a pensar en como ser mas felíz. Donde el dolor no existiera. Donde las lágrimas se negaran a salir por miedo a molestar. Un pequeño rincón de amor propio.

24.7.11

 No se si el tiempo es propio de nuestra conciencia, 
no se si existe de verdad. No se quien pueda comprobar si todo es una foto o va al ritmo de un tic-tac. ¿Pero qué diferencia hay? Si de la conciencia no nos podemos librar, 
esa guía innata y leal que vos bien sabes, no siempre
 podemos respetar, 
no siempre podemos.
Y hoy debe ser la tuya 
mi peor enemiga, la que 
te echa la culpa por 
no saber aguantar tus 
ganas y las mías de 
parpadear una ves mas. 
Vos no te preocupes que 
yo voy a intentar que pegue media vuelta y patee para
 atrás, se que no es irreversible este proceso pero
 no quiero que valla hacia atrás.

Visitantes recientes