Sería como un pequeño lugar de egocentrismo en el edificio "Yo" de la calle "Siempre".Un sitio donde jugar a quererme sea una ley y esté obligada a no llorar. Donde mis sueños se hagan realidad solo con cerrar los ojos. Un santuario. Un lugar pequeño y seguro en un mundo de egoísmo. Como un oásis en un cálido desierto; como un beso entre mis lágrimas. Un reducto de paz donde podría parar a pensar en como ser mas felíz. Donde el dolor no existiera. Donde las lágrimas se negaran a salir por miedo a molestar. Un pequeño rincón de amor propio.

5.10.11

Principio de desilusión



Fue la gotita que rebalso el vaso, que poco a poco iba sumando un poco más, que con pequeñas tonteras me iba cansando de sus actitudes, de sus historias. Me canso loco, me harto. Por más que me quiera hacer la que no me pasa nada, me pasa de todo. No me banco que me vengan a contar de sus andanzas, de sus chamuyos, de sus cuentos que pinta a las demás. ¿QUE PARTE NO ENTIENDEN DE QUE NO SOMOS NADA? De que es puro juego lo nuestro, de pasar el rato, buenos momentos sin compromisos. Nada de mezclar sentimientos, acá no vale. Es un juego que los dos lo sabemos manejar, que la sobrellevamos muy bien, pero que los demás nunca entienden. ¿Es tan difícil de entender que lo nuestro es puro histeriqueo? Me molesta mucho que me vengan a contar de lo que hace con las demás, no me interesa saber. Yo hago de las mías, él hace de las suyas. Y cuando nos vemos, hacemos la nuestra, simple. Que quede claro eso, porque Melania: ESTA MOLESTA CON EL MUNDO, va.. con él. 

Visitantes recientes