Sería como un pequeño lugar de egocentrismo en el edificio "Yo" de la calle "Siempre".Un sitio donde jugar a quererme sea una ley y esté obligada a no llorar. Donde mis sueños se hagan realidad solo con cerrar los ojos. Un santuario. Un lugar pequeño y seguro en un mundo de egoísmo. Como un oásis en un cálido desierto; como un beso entre mis lágrimas. Un reducto de paz donde podría parar a pensar en como ser mas felíz. Donde el dolor no existiera. Donde las lágrimas se negaran a salir por miedo a molestar. Un pequeño rincón de amor propio.

12.11.11

 Si encontrás algo más fino que el filo de tu silencio, sólo entonces te amaré. Rebuscada tu respuesta, tanto como tu cabeza, tenías que ser hombre. Yo sólo quería unos mimos, un suspiro de tu ombligo, una sopa con sabor. Eras un rompecabezas disfrazado de príncipe, eras puro rock and roll.

Visitantes recientes