Sería como un pequeño lugar de egocentrismo en el edificio "Yo" de la calle "Siempre".Un sitio donde jugar a quererme sea una ley y esté obligada a no llorar. Donde mis sueños se hagan realidad solo con cerrar los ojos. Un santuario. Un lugar pequeño y seguro en un mundo de egoísmo. Como un oásis en un cálido desierto; como un beso entre mis lágrimas. Un reducto de paz donde podría parar a pensar en como ser mas felíz. Donde el dolor no existiera. Donde las lágrimas se negaran a salir por miedo a molestar. Un pequeño rincón de amor propio.

28.3.12

- ¿Perdonarías a la persona que te engaño?
- Jamas lo perdonaría.
- ¿Aunque lo amaras demasiado?
- Ni aunque lo amara con mi vida.
- Eso dices ahora, después todo cambia.
- No, nada cambiaría entonces. Si lo perdonara, no podría volver a confiar en el y poco a poco me volvería paranoica, histérica. Acabaría conmigo misma.
- Pero solo fue un error, puede cambiar - Ella negó con la cabeza.
- ¿Sabes? no siempre las personas cambian, a veces, solo aprenden a mentir mejor, deberías tomarlo en cuenta, yo solo digo.
- ¿Enserio no lo perdonarías jamas? ¿Y que pasaría con el amor?
- Si me hubiera tenido tanto amor como el juraba, no me hubiese engañado, tendría un poco de compasión y se marcharía sin pedir segundas oportunidades sabiendo que podría herir sentimientos ajenos por segunda vez. 
- ¡Pero los errores suelen pasar!
- Es verdad, los errores suelen pasar, pero si los dejas pasar, seguirán ocurriendo cada vez mas frecuentemente. Solo depende de ti dejar que pasen.
- ¡No estas hablando con coherencia!
- Y tu no estas actuando como una persona madura.
- ¿Porque lo dices?
- Porque me pides mi opinión y cuando te la doy no dejas que exprese mis puntos de vista. Tu quieres que te diga que lo perdones para que vuelvas a su lado como el desea, tu quieres que te diga que perdonarlo es lo correcto ¿Sabes? puede que sea lo correcto, como puede que no, eso depende de ti. Puedes perdonarlo y hacer como si nada hubiese pasado, pero créeme, tarde o temprano las inseguridades y la falta de confianza en el te terminaran comiendo viva.
- ¡Tu que sabes! 
- Se que cuando lo perdone, me volví loca, una paranoica, si no contestaba el teléfono daba por seguro que me estaba engañando otra vez. Que si desaparecía un solo día, significaba que me había abandonado para irse con ella. 
- Eso es mentira, solo lo dices para que tome tu consejo.
- Allá tu si crees que miento, y en cuanto a mi consejo, puedes tomarlo o dejarlo, es tu decisión, no mía. Tal vez tu puedas volver a confiar en el. Pero recuerda, si te engaño una primera vez, nadie puede descartar una segunda o una tercera.

Visitantes recientes