Sería como un pequeño lugar de egocentrismo en el edificio "Yo" de la calle "Siempre".Un sitio donde jugar a quererme sea una ley y esté obligada a no llorar. Donde mis sueños se hagan realidad solo con cerrar los ojos. Un santuario. Un lugar pequeño y seguro en un mundo de egoísmo. Como un oásis en un cálido desierto; como un beso entre mis lágrimas. Un reducto de paz donde podría parar a pensar en como ser mas felíz. Donde el dolor no existiera. Donde las lágrimas se negaran a salir por miedo a molestar. Un pequeño rincón de amor propio.

2.4.12

Todo miedo esconde un deseo.

Todo el mundo le tiene miedo a algo, es más, nuestra vida se basa en el miedo.
De pequeños, le tenemos miedo al cuco, o al hombre de la bolsa, o simplemente a lo que hay debajo de la cama cuando cae la noche. Cuando vamos creciendo, le tenemos miedo a los profesores, a los exámenes, a lo que pensarán de nosotrosDespués le tenemos miedo al amor, al futuroa lo que nos espera.. Luego le tenemos miedo al compromiso, a que nuestra vida cambie, nos gusta la rutina, porque es algo a lo que estamos acostumbrados. Y finalmente, le tenemos miedo a la muerte. Pero no siempre podes vivir con miedo, y aveces, nos lanzamos sin pensarlo, sin pensar en lo que puede haber detrás, esperando que el miedo desaparezca. Es lo que hacemos todos, nos lanzamos, y esperamos poder volarPorque si no es así, caeríamos como piedras. Y durante la caída nos preguntamos: ¿se puede saber por qué salté? Pero acá estoy, cayendo. Y sólo hay una persona que puede hacerme creer que vuelo y que no tengo miedo: y ese sos vos.
Y es que, si dejas salir tus miedos,
 tendrás más espacio para vivir tus sueños.

Visitantes recientes