Sería como un pequeño lugar de egocentrismo en el edificio "Yo" de la calle "Siempre".Un sitio donde jugar a quererme sea una ley y esté obligada a no llorar. Donde mis sueños se hagan realidad solo con cerrar los ojos. Un santuario. Un lugar pequeño y seguro en un mundo de egoísmo. Como un oásis en un cálido desierto; como un beso entre mis lágrimas. Un reducto de paz donde podría parar a pensar en como ser mas felíz. Donde el dolor no existiera. Donde las lágrimas se negaran a salir por miedo a molestar. Un pequeño rincón de amor propio.

10.6.12

Yo no esperaba NADA DE NADIE Y LLEGASTE VOS y te llevaste por delante todas las barreras que nos acercaban. Yo no quería saber nada del amor. Yo sabía como era la cosa, primero te enamoraban y después se desilusionaban. Definitivamente, a mi corazón lo cuidaba yo y no iba ser parte del típico juego. Más aún me sorprendió que te hayas quedado después de conocer mi verdadero yo. No soy una chica fácil y mucho menos si hablamos de mi humor. Supongo que mi prueba más difícil fue aceptar que me querías por lo que soy. 
Ahora sólo estoy segura de una cosa: 

el amor ablanda todo tipo de corazón y convierte el más terrible de los defectos en una admirable virtud  

Visitantes recientes