Sería como un pequeño lugar de egocentrismo en el edificio "Yo" de la calle "Siempre".Un sitio donde jugar a quererme sea una ley y esté obligada a no llorar. Donde mis sueños se hagan realidad solo con cerrar los ojos. Un santuario. Un lugar pequeño y seguro en un mundo de egoísmo. Como un oásis en un cálido desierto; como un beso entre mis lágrimas. Un reducto de paz donde podría parar a pensar en como ser mas felíz. Donde el dolor no existiera. Donde las lágrimas se negaran a salir por miedo a molestar. Un pequeño rincón de amor propio.

21.11.12

"Tiempo al tiempo mi amor. Y así nos aseguramos de tenerlo un poco menos en cuenta, y brindamos mejor con un beso y un abrazo para celebrar su paso, cada tanto, se nos pierde la costumbre de disfrutar los momentos que pasamos. Día a día, tarde a tarde, noche a noche, tiempo al tiempo mi amor. 
Tan ambiciosa como ansiosa puede tornarse la mente, tan reflexiva como influyente. Organiza, clasifica, ordenada, si, pero a la vez limita.
Daño al daño también, las heridas mas profundas se vuelven superficiales ahí al fondo, no importa cuan hondo caen, ni si sangran, ni si dejan cicatrices, ahí al fondo de tu vida todo da igual. 
Cambia foto por adentro, es dentro tuyo que esta el fondo de tu vida. Sentite parte del todo, acomodate y daño al daño también mi amor!
Nuestra impaciencia es la que embarra todo el terreno de juego que no dejamos de pisar. Lo único real del tiempo es que pasa, como la vida misma. pasa.
No perdamos la costumbre de ir adentro nuestro cada tanto a ver que tan felices somos. Ahí al fondo todo se conecta de algún modo, todo fluye, todo cambia, todo. No hay estándar de belleza, no hay diferencia que valga, no hay consumo, no manda la plata.
Y si hemos caído bajo probemos tocando fondo, todo se conecta de algún modo. Y te sorprende mi amor!"


Diego Bochi Bozalla.-

Visitantes recientes