Sería como un pequeño lugar de egocentrismo en el edificio "Yo" de la calle "Siempre".Un sitio donde jugar a quererme sea una ley y esté obligada a no llorar. Donde mis sueños se hagan realidad solo con cerrar los ojos. Un santuario. Un lugar pequeño y seguro en un mundo de egoísmo. Como un oásis en un cálido desierto; como un beso entre mis lágrimas. Un reducto de paz donde podría parar a pensar en como ser mas felíz. Donde el dolor no existiera. Donde las lágrimas se negaran a salir por miedo a molestar. Un pequeño rincón de amor propio.

1.6.12

Podría vivir escribiendo sobre él, de cómo es él conmigo, de cómo es él en general, que es lo que más me gusta de él y muchas cosas más, que me harían sonar como una empalagosa, pero no lo hago. Se me dificulta mucho pensar cuando él es lo único que está dando vueltas por mi cabeza y pensar que mi cabeza tenía espacio para todo y creo que todo eso sigue ahí, pero algo lo opaca.. Así es él. No sé porqué será, pero me atrevo a decir que ni las más grandes obsesiones que uno pueda tener, se comparan con ésto. "MI AGUJERO NEGRO PERSONAL", no es el apodo más tierno del mundo, pero es mi forma de definir a él en mi cabeza. 

Visitantes recientes